Timing is everything



El timing es la habilidad de llegar en el momento oportuno, es el ritmo de tiempo a seguir para conseguir los resultados deseados. No se puede llegar ni antes, ni después, tener timing es la destreza de llegar justo a tiempo a través de una planeación bien calculada. En el timing se ve reflejado el trabajo eficaz, la productividad y competitividad.


En la actualidad el timing toma mucha relevancia en todos los aspectos de nuestra vida, porque vivimos en la inmediatez, todo lo queremos en tiempo real y hemos creado las herramientas para que todo sea instantáneo; la respuesta urgente al alcance de un whatsapp, correo o llamada, la compra necesaria en una app o plataforma de comercialización, la información indispensable en internet, el pago apremiante en la banca electrónica, etc. y puede aplicarse para nuevas ideas, negocios, ciudades, planeación, vida cotidiana y mucho más, hasta la naturaleza tiene timing.


Una empresa tiene que saber cuál es el momento adecuado de introducir su nuevo producto o servicio, no antes para que no sea desvalorizado si no hay una necesidad latente o si es una idea muy adelantada y no después de que se haya llenado de competencia.


El cálculo de tu proyecto incluye el cálculo de tiempo que lleva hacer la planeación, ejecutar las tareas, reaccionar ante imprevistos que siempre surgen, prever reacciones ante la táctica, cambios, adaptaciones y priorizar.


Uno de los factores que más afectan en el éxito o fracaso de una empresa es el timing. Según Bill Gross en su TedX “The single biggest reason why start-ups succeed”, realizó un estudio a más de 200 compañías del mundo y los 5 factores que definen el éxito o fracaso de una empresa son:

a) 42% el timing, el momento oportuno representaba el porcentaje más alto para tener éxito

b) 32% el equipo y la ejecución

c) 28% la idea

d) 24% el modelo de negocio

e) 14% el financiamiento.


A diferencia de lo que él creía, la idea del producto o servicio no era lo más importante para el éxito de la empresa, era más importante que estuviera a tiempo, que no se adelante al momento en que el consumidor esté listo para lo que les ofrecen, de lo contrario lo más probable es que fracase hasta que las condiciones sean las idóneas para su éxito


Hay muchos ejemplos de empresas que dejaron pasar negocios importantes, como Airbnb, que pensaron que nadie iba a querer rentar su propia casa a un extraño, sin embargo ésta empresa surge con timing, en medio de la recesión cuando la gente necesitaba dinero extra, y casos así como YouTube, Uber, Netflix representan ejemplos perfectos del buen timing.


Los seres humanos hemos creado el concepto del tiempo que hoy nos gobierna, pero para dominarlo debemos tener sentido del timing.


“Timing is everything”





También podría interesarte mi artículo 👉🏻 3 Tips para administrar mejor el tiempo




17 visualizaciones0 comentarios