Lo que debes y no debes hacer en las ventas


A continuación te comparto los errores más frecuentes cometidos por un vendedor ante los clientes:


1. Llegar tarde

Éste es quizás uno de los grandes mal hábitos que existen en México, es algo sumamente desagradable y sobre todo si tú eres el vendedor es lo peor que puedes hacer, llegar tarde a una cita, mi recomendación es que siempre calcules llegar cuando menos 20 minutos antes de tu cita.


Necesitas tomar tu tiempo y calcular lo necesario para estacionar tu auto o simplemente registrarte en la recepción y poder llegar con calma a tu cita, es lamentable que como cliente tengas que esperar al vendedor.


2. Mal aliento

Por favor antes de cualquier reunión evita todo tipo de comidas que tengan alto contenido de ajo o cebolla, lamentablemente esto aunque suena obvio es más frecuente de lo que tú piensas es tremendo ser atendido por alguien que se acaba de comer una torta ahogada y no tuvo oportunidad de lavarse bien la boca, los tacos con cebolla déjalos para otra ocasión.


3. No escuchar

A los clientes les gusta ser escuchados así que por favor no lo interrumpas, anota todo lo que dice y por favor valida lo que crees haber comprendido. Si no me crees espera que te contacte alguien de telemarketing de venta de tarjetas de crédito, tal pareciera que a ellos les pagan por hablar y no por vender, lo cual hace que se convierta el proceso de ventas en un monólogo y no en un diálogo.


3. Fumar

Similar a la situación del mal aliento, el hecho de que seas fumador y tengas aliento a tabaco reduce tu potencial de ventas en un 20% con las personas que no son fumadores, por el contrario si tu cliente es fumador esto crea una situación en común, lamentablemente cada vez son menos las personas que fuman y se sienten identificados con el cigarrillo. Mi recomendación es evitar fumar y si no puedes hacerlo te recomiendo tomar agua con clorofila que te va a ayudar a combatir el mal aliento ocasionado por fumar.


4. Llegar crudo

Esto es quizás el pecado capital de las ventas, nada es más desagradable que ser atendido por un vendedor que está desvelado, con voz aguardientosa y carente de energía, te recomiendo que mejor canceles o reprogrames la cita a presentarte en un estado lamentable que va a crear una pésima imagen ante tu cliente.



Si lo que quieres es crear una mejor experiencia con tu cliente y poder conectar con él te recomiendo seguir los siguientes pasos:


a. Ofrecer agua

Usualmente tu cliente se va a sentir cansado y el hecho que tú le ofrezcas agua facilita que tenga más atención hacia lo que tú dices, el agua es un factor clave para facilitar las conexiones neuronales, si tu cliente viene de la calle y está haciendo calor, se mostrará más receptivo y tendrás más tiempo para que te escuche.


b. Descansar bien antes de la presentación de ventas

Si tienes una presentación con un cliente importante, siempre procura dormir cuando menos 8 horas, prepárate con tiempo suficiente para estar bien desayunado, esto ayudará a que tus niveles de glucosa sean los óptimos, aunque no lo creas tu cliente es capaz de detectar tu nivel energético.


c. Toma un jugo verde

El jugo verde tiene la característica de nutrirte, elevar tu nivel energético y sobre todo no generar mal aliento. Es quizás la bebida energética por excelencia, que te puede ayudar rápidamente a estar concentrado y sobre todo sentirte bien en la mañana.


d. Cuida tu presentación

Cada que vas a presentar a tu cliente o que vas a hablar con él considera que lo que le vas a ofrecer es un regalo, mucha de la importancia de un regalo consiste en la envoltura; el regalo es lo que tú vas a decir y la envoltura es como te ves ante tu cliente, no está demás que en muchos rubros se acostumbre que el vendedor esté vestido de traje esto es con la finalidad de dar una mejor imagen, o en su defecto evitar combinaciones horrorosas que desvíen la atención de tu cliente hacia lo mal vestido que estás.


e. Escucha para entender, no para responder

No hay nada más importante para el cliente que ser escuchado, tu cliente quiere ser tratado como un ser humano y quiere que tú le resuelvas determinado problema, esto es a través de la solución de un problema en particular o entender cómo tu producto puede solucionar ese problema. Olvídate de las características de tu producto, a tu cliente lo que le interesa es cómo puede beneficiarse de tu producto o tu servicio.


52 visualizaciones1 comentario