Coaching el nuevo must


Si estás leyendo este artículo primero que nada déjame felicitarte. Esto me indica que estás en un proceso en el cual estás reconociendo que quieres obtener más de lo que tienes actualmente, y por esto me refiero a un crecimiento económico, personal, profesional y familiar.


Usualmente pensamos que nuestro proceso de preparación termina en cuanto terminamos de estudiar una carrera o una maestría, pero esto no es así, nuestra naturaleza humana nos demanda que tengamos un crecimiento continuo y equilibrado en las distintas dimensiones en las que interactuamos.


El coaching no está diseñado para personas con síndrome de producto terminado, a qué me refiero con esto son las personas que se consideran perfectas y que no necesitan cambiar absolutamente nada, irónicamente estos son el tipo de personas que llegan a un momento en que se amargan y se dedican solo a la crítica de las demás personas. Para estas personas el resto del mundo está mal y ellos están bien. La naturaleza de la vida es generar problemas: si tienes dinero quizás lo que te hace falta es tiempo para estar con la familia, si tienes demasiado tiempo para estar con la familia quizás lo que te hace falta es tener más dinero, y así con la actividad física, con tu alimentación e inclusive con tu desarrollo espiritual, nadie es perfecto. Pero la buena noticia es que puedes lograr un crecimiento armónico que te permita ayudar a equilibrar las distintas áreas de tu vida junto con los distintos roles que llevas a cabo.


Incluso quienes nos dedicamos a este rubro requerimos también apoyo para seguir creciendo y elevar nuestro estándar de desempeño.


Desafortunadamente muchas personas piensan que si dejan pasar el tiempo algún evento milagroso va a llegar a ocurrir y va a cambiar su vida para mejorar de la noche a la mañana. Lamentablemente esto no es así, lo más probable es que si no mejoras y no empiezas a trabajar en las distintas áreas en las que te desarrollas, tu vida empiece a complicarse.


Hay una frase que escuché de la ideología anglosajona que dice si tú no estás avanzando, estás retrocediendo. Para ellos es como si estuvieras parado en una cinta caminadora que va en reversa, los norteamericanos definen el éxito como la capacidad de ir caminando mucho más rápido que la velocidad a la cual va la cinta en sentido contrario.


El proceso consta de entender qué es lo que quiere lograr la persona y descubrir cuáles son las situaciones a las que se enfrenta e identificar los obstáculos reales, se trata de un trabajo personal y de acompañamiento, para definir un plan de trabajo en conjunto que lleve a la persona al logro de los objetivos.


Usualmente las personas que buscan más el apoyo de un coach casi siempre vienen de una situación de duelo, una pérdida que puede ir desde algo simple como la pérdida del empleo hasta algo más complejo como la pérdida de un ser querido.


Descubrir cuáles son los verdaderos motivadores es parte del proceso para definir los objetivos que quieres lograr y poderte mantener enfocados en el logro de los mismos.


Si lo que buscas es definir una profesión nueva, cambiar de giro de negocio en donde te encuentras, buscar otro trabajo, reponerte de una relación difícil, sanar el proceso de pérdida o trauma ocasionado por una situación en particular como puede ser violencia familiar o te encuentras en una relación en dónde sientes que no debes de estar, o simplemente quieres mejorar la situación en la que te encuentras; definitivamente el coaching es algo que puede ayudar a enriquecer tu vida y ayudarte a descubrir la forma de hacerlo.


25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo