Reinvéntate después del fracaso



Usualmente cuándo queremos tener un cuerpo atractivo o FIT, hacer ejercicio es lo primero que se nos viene a la cabeza y si tenemos un arranque de valentía tomamos valor y nos inscribimos en un gimnasio, esa es la parte fácil. El desafío consiste en levantarse todos los días e ir a ejercitarse y para lograr tener éxito y conseguir el físico que queremos tendremos que hacer algo más que solo ejercitarnos.


De forma similar todos queremos tener éxito, pero nadie quiere fracasar; fracasar sería el equivalente a ejercitarnos todos los días en el gimnasio y alimentarnos bien y tener éxito sería lograr un estado físico envidiable.


Así que te comparto unas lecciones que el fracaso me ha enseñado.


  • Lame tus heridas y levántate. ¿Qué tienes que aprender de tu error? No recuerdo donde vi la frase que decía los tigres no se tienen lástima, esta frase se quedó grabada en mi mente por lo potente que es; tiene que ver mucho con la percepción de cómo te percibes en la vida; si lo que buscas es salir adelante y no te gusta rendirte, definitivamente eres una persona luchadora, con hambre de triunfo y con la determinación suficiente para lograrlo. La idea suena muy romántica, pero se parece más a una película de acción. La vida no perdona a los comodinos y aquellos que se quieren quedar estancados esperando a que la vida cambie y por algún evento fortuito su vida quede resuelta y se transformen en millonarios de la noche en la mañana, como si existiera una varita mágica, les tengo una mala noticia: eso no va a pasar. El colmo es que existen personas que sueñan con ganar la lotería y nunca han comprado un solo boleto. Lo mejor de la vida se va a manifestar, cuando tú estés dispuesto a luchar por lo que quieres; así que no hay tiempo para tenerte lástima. Se siente horrible equivocarse, no me malinterpretes y se vale llorar. Lo que no se vale es quedarse estancado esperando a que tu situación personal mejore sin hacer absolutamente nada; lamentablemente te tengo otra mala noticia: si no haces nada, lo más probable es que tu vida empeore. Así que por favor lame tus heridas y levántate, que nadie va a venir a hacerlo por ti.

  • No basta con cambiar, tienes que evolucionar, con esto me refiero a cambios radicales y va desde cosas tan sencillas como tender tu cama a primera hora, cómo cambiar de amistades, alimentación, desarrollar el hábito de la lectura y desarrollar tus capacidades físicas e intelectuales. Si al finalizar el año te das cuenta que sigues siendo el mismo del año pasado, el mensaje sería definitivamente tienes mucho por hacer para que al final del año seas irreconocible, no para otras personas pero si para ti mismo.

  • Actívate desde temprano, si te levantas dos horas antes del usual, al final de la semana tendrás 12 horas que puedes dedicar a lo que más quieres, quizás no te suene muy interesante si lo ves desde este modo, pero esto significa que vas a tener 52 horas al mes, 624 horas al año (serían 78 días de 8 horas hábiles para tí). Estaríamos hablando de 2.6 meses que puedes dedicar para ti o los tuyos, ya sea que inicies tu trabajo antes y salgas antes, o en su defecto que esas dos horas las dediques para leer, ejercitarse, meditar, aprender algo nuevo, desarrollar un proyecto o emprender un negocio.

  • Busca un mentor, un mentor es una persona que ya ha logrado lo que tú quieres lograr, es la mejor manera de reducir décadas a unos cuantos años y es la mejor manera de aprovechar el tiempo. Tienes que buscar a alguien que esté dispuesto a compartir contigo los aprendizajes que descubrió durante el proceso de alcanzar su meta; de esta forma lo que vas a tener es un curso Express de lo que no se debe de hacer o en su defecto de lo que tienes que hacer para lograr tus sueños.



42 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo