5 técnicas para hablar en público


1. Presentación física.

Cuándo vas a hacer una presentación tienes que considerar que les vas a hacer un regalo a tu auditorio; como tal el regalo va a ser el contenido que vas a presentar y tú eres la envoltura. Por consiguiente una de las cosas claves es cuidar la experiencia en el momento que tú te pares en el escenario, tienes que considerar cuál es el impacto que quieres generar en el auditorio y que tan memorable puede ser la experiencia en el momento que presentes.


Es imprescindible que cuides que te vas a llevar puesto, elige bien qué tipo de presentador quieres ser: estilo dramático, clásico, casual todos estos aspectos van a definir tanto el tono de la plática, la emoción que vas a poner cuando hables y sobre todo van acorde al tipo de auditorio que tienes.


2. Movimiento en el escenario.

No hay nada más aburrido que tener alguien en un escenario que está totalmente paralizado, uno de los errores más frecuentes es utilizar un pódium que bloquea prácticamente tres cuartas partes o en el mejor de los casos la mitad de tu cuerpo, esto ocasiona poner una barrera entre tu auditorio y tu persona.


Esto es tan importante porque el 55% de tu comunicación la efectúas con el cuerpo; si te ha tocado trabajar en reuniones con videoconferencias, posiblemente ya te hayas dado cuenta de la importancia del resto del lenguaje corporal. Recuerda también que tienes que caminar en el escenario de forma que te puedas acercar al auditorio, tienes que ubicar cuál es el centro del auditorio y cuál es la visibilidad que tienes dentro del mismo, yo te recomiendo que antes de presentar le pidas a alguien que se pare en el lugar que tienes destinado para estar en el centro del auditorio, tú debes estar en el área en donde se encuentra sentado tu público, de esta manera podrás identificar en qué lugares del auditorio se ve bien y colocar en el piso señales con cinta adhesiva que posteriormente podrás utilizar como referencia.


Dependiendo del tamaño de tu auditorio tienes que ubicar cuatro marcas una al centro una al centro pero al frente y una al izquierda y la otra a la derecha, de esta forma podrás guiarte y te permitirá moverte de manera fluida dentro del área de tu presentación y a la vez te servirán de recordatorio para moverte dentro del mismo.


2. Voz

Es otra de las herramientas muy importantes en tu comunicación, te recomiendo que antes de empezar a hablar en público realices varios ejercicios con tu voz repitiendo la misma frase, pero con diferentes tonos, de graves a agudos y viceversa, esto te ayudará a ir calentando las cuerdas bucales. La velocidad es algo muy importante, tienes que hacer varios cambios en la velocidad, cuando hablas puedes fatigar a tu auditorio si la velocidad es la misma, ocasionando que tu auditorio se duerma. Los cambios en el tono de tu voz, ocasionan que tu público se preste más atento a lo que tú dices; tienes que considerar también el uso de las pausas, sobre todo cuando quieres recalcar la importancia sobre algún tema en particular.


3. Material.

Revisa primero que la ortografía sea la adecuada, si tu ortografía no es muy buena pídele a alguien que te ayude a revisar las diapositivas del material que vas a presentar. Procura no cargar de información cada diapositiva, esto es un error muy frecuente por parte de las áreas financieras o que manejan números en las empresas; pues ocasiona que el cerebro de las personas se aburra y no alcancé a digerir lo que quieres presentar. Busca imágenes asociadas a lo que estás diciendo, esto le ayudará a tu público a recordar con mayor facilidad lo que explicaste en cada punto. Procura usar tipografía que sea fácil de leer a distancia, evita que las letras sean tipo manuscrita ya que dificultan su fácil lectura.


4. Energía

Éste es quizás uno de los puntos más importantes que tienes que cuidar cuando vas a hacer una presentación, te recomiendo que un día antes de tu presentación evites cenar pesado y come la mayor cantidad de verduras posibles; esto hará que tengas un descanso adecuado.


Consume muchos líquidos esto te permitirá estar hidratado antes de tu presentación, aunque en ocasiones la ansiedad o los nervios de qué vas a presentar te pueden ganar y puede que tengas hasta insomnio, te recomiendo en caso de qué seas una de las personas que se pone muy nerviosa que tomes un relajante muscular antes de ir a dormir; esto te ayudará a tener un mejor descanso y te tendrá listo para el día siguiente.


Por último es importante que tengas un muy buen desayuno y mi receta mágica un jugo verde; eso te ayudará a mantener un nivel de energía durante tu presentación.


34 visualizaciones0 comentarios